1.100 clientes de Vision Solutions en la zona afectada por “Sandy”

Los huracanes como fuente de contingencias informáticas tienen una serie de características especiales:

• Se puede predecir la contingencia con varios días de antelación.

• En ocasiones la predicción no se cumple, porque ha sido inflada por pánico o por exageraciones de los medios de comunicación. Esto no fue el caso de Sandy, donde las predicciones han sido superadas.

• Es una contingencia que ataca masivamente a un gran número de instalaciones.

• El transporte no funciona. Autopistas, carreteras, aeropuertos, trenes… todo está cerrado. Hacer llegar cintas actualizadas a las instalaciones de contingencia se convierte en una hazaña.

• Pueden verse afectadas zonas “no tradicionales”. Hace un mes en Nueva York aún decían: “Aquí nunca hay huracanes”.

La zona donde atacó Sandy incluyó, fuera de la ciudad de Nueva York, a Atlantic City y New Jersey; hacia el norte, Burlington y Massachusetts; hacia el sur, Charlotte y Carolina del Norte, y hacia el oeste, Ohio. En  este territorio se encuentran aproximadamente 1.100 instalaciones de los distintos productos de Recuperación de Desastres y Alta Disponibilidad de Vision Solutions.  Sandy puso a Vision Solutions en  estado de alerta roja.

Para la mañana del viernes 2 de Noviembre la empresa llevaba contabilizados 70 casos de intervención en cambios de rol (failover). Se estima que el número de failovers realizados sin la asistencia de la empresa ha sido mucho mayor. (Por cierto, en España, la tendencia de “compartir” una contingencia con el proveedor de la solución suele ser mucho mayor).

También hubo empresas que decidieron  simplemente alargar el fin de semana dos días, considerando que bien el negocio podía tolerarlo o bien sus clientes tampoco estarían funcionando y con capacidad de compra. Después de todo, la Bolsa de Nueva York prenunció  que estaría cerrada hasta el miércoles 31 de Octubre. De las empresas que tomaron esta decisión, cierto porcentaje tuvo que tomar medidas cuando la situación anormal se prolongaba mucho más de lo previsto.

Una parte de los usuarios realizó la conmutación al entorno de Backup antes de la llegada de huracán, otros esperaron hasta quedarse sin electricidad o inundados, o eventualmente ambas cosas a la vez. Algunos usuarios inclusive perdieron las dos instalaciones; también en estos casos Vision Solutions colaboró para tratar de superar la situación.

El viernes 2 de Noviembre muchas instalaciones aún seguían trabajando en el entorno de Backup. Mientras tanto se estaba produciendo una segunda ola de failovers: los de aquellas instalaciones que habían aguantado la operación en su centro de producción con generadores, pero que a esas alturas ya no podía conseguir combustible para mantener trabajando el generador.  Por tanto, la alerta roja se mantenía vigente mucho después de remitir el huracán.

Inclusive algunos de los grandes CPD de Backup se quedaron sin energía durante varias horas.

La mayoría de las instalaciones volvía paulatinamente a la normalidad durante el fin de semana siguiente, cuando se realizó la mayor parte de failback – vuelta al CPD de producción habitual.

A pesar de todas las dificultades y sufrimientos, Vision Solutions y otras empresas dedicadas a los distintos tipos de soluciones de Continuidad de Negocio coinciden que la gran mayoría de las empresas que necesitaban mantener la continuidad de sus operaciones durante del huracán Sandy lo han logrado. Lógicamente, en una catástrofe de estas proporciones siempre hay imprevistos, errores de apreciación, decisiones precipitadas – y muchas cosas qué aprender para el futuro.

Pete Robie, vicepresidente de Atención al Cliente de Vision Solutions comentó: “Los grandes huracanes en New Orleans en el 2005 fueron mucho más traumáticos, hicieron más daño a las empresas. Esta vez los clientes estaban mucho mejor preparados. Se hicieron más cambios de rol (failover) que durante cualquier otro evento anterior.”

También otras empresas del sector hicieron comentarios similares. Bob Lamendola, vicepresidente de mindSHIFT observó un cambio de actitud en sus clientes: “Las personas asumen que pueden parar el negocio durante unos días, hasta que esto realmente ocurre. Entonces descubren que en realidad no es posible. Después de sufrir dos huracanes en dos años, los clientes están tomando conciencia de la necesidad de tener la capacidad de recuperarse frente a un desastre.”

Esta entrada ha sido elaborada con la información publicada en IT Jungle el 5 de Noviembre (http://www.itjungle.com/tfh/tfh110512-story02.html) y algunos comentarios directos de los miembros del equipo de soporte técnico de Vision Solutions.


Deja un comentario

Archivos

Enlaces

Síguenos en

Etiquetas