¿Vale la pena?…implantar DCIM

Desde hace varios años fallan las predicciones de los analistas de mercados respecto a la adopción de  soluciones DCIM. Teóricamente, DCIM tiene una enorme capacidad de ahorrar costes, energía y esfuerzos en los Centros de Datos. Por tanto su nivel de adopción debería avanzar mucho más rápido. Máxime, cuando las empresas buscan con tanto empeño ahorro de costes y todos proclamamos la necesidad de ahorrar energías.

Tradicionalmente, la gestión de un Centro de Datos la llevan dos departamentos independientes: “IT” (que se ocupa de los servidores, comunicaciones y de la técnica de Sistemas) y “Facility” (que está a cargo de la infraestructura física como espacios, suelos, refrigeración y consumos de energía). Esta separación tradicional es uno de los principales obstáculos para una gestión optimizada, porque para lograr esta optimización hay que compartir datos y gestionar las dos facetas de una forma integral.

Sólo un ejemplo por muchos otros posibles: Las personas que compran servidores (IT) no están motivadas para comprar servidores energéticamente eficientes. La cuenta de fuerza eléctrica normalmente la paga “Facility” y si la repercute, típicamente lo hace por m2 ocupados.

Muchas de las empresas que ya han adoptado DCIM observan que DCIM “les abruma” con una gran cantidad de datos. En estos casos muy probablemente ha faltado un paso en la implementación  del DCIM. Una cosa es tener datos y otra obtener métricas – convertir los datos en información útil para optimizar la gestión del Centro de Datos.

Pero finalmente – y paradójicamente – el obstáculo más importante que estamos viendo es la alta integración y cobertura funcional de los productos DCIM existentes. Dado el  hecho que la Gestión de Centros de Datos es un tema de considerable complejidad, en muchas empresas se han desarrollado sus propias herramientas. Estas herramientas, sencillas pero pragmáticas, resuelven típicamente los dos o tres problemas más difíciles de gestionar. Una vez hecho esto, los gestores pierden el principal motivo para incorporar herramientas de gestión más completas. Y con ello, la posibilidad de ahorrarse muchos más esfuerzos, mucha más energía y más costes.

Ante esta situación, la solución que propone Software Greenhouse es un enfoque incremental de la implantación DCIM: ir construyendo la solución completa, alrededor de lo que ya la empresa usuaria ha resuelto con sus desarrollos propios. Extraer del DCIM aquellas funcionalidades que resuelvan el “problema número 3, 4 y 5” e integrarlo con lo que ya existe y funciona. Después ir añadiendo más funcionalidades, a medida que se vayan comprobando los beneficios de este enfoque.

Para más información, vean la presentación de Juan José Garrido en III Smart Energy Congress de enerTIC:http://www.swgreenhouse.com/noticias-eventos/26-noticias/263-software-greenhouse-participa-en-el-3-smart-energy-congress


Deja un comentario

Archivos

Enlaces

Síguenos en

Etiquetas